El Espejo de la Vida

La vida es como un espejo que nos proyecta por completo. En la medida en que nos amemos, nos respetemos, nos pongamos como prioridad y nos hagamos felices ¿Qué crees que pasara? Pues que ese será el reflejo que la vida proyecte a cada uno.

Pero por si el contrario, nos quejamos constantemente y repetimos como un mantra que la vida es dura, cruel, injusta, gris… ¿Cual piensas que será resultado? No podría ser otro que la materialización de esos pensamientos.

Por mucho tiempo hemos creído estar desconectados de todo, y si es cierto que tenemos libre albedrío y que cada uno tiene su experiencia particular; pero ya es hora de que empecemos a percibir que somos parte de algo mucho mayor y que cada persona es una ficha de un gran puzle que trabaja en conjunto.

¿Existen realmente los “días de mala suerte”?

Creo que la mayoría o todos, hemos experimentado tener esos días en los que no se amanece con el mejor humor, o dicho popularmente, nos despertamos con el pie izquierdo. Y no es casualidad que casi todo salga mal ese día, se llega tarde al trabajo, se tiene problemas con el transporte, surgen daños en la casa, perdidas de dinero o discutimos con alguna persona, todo eso y más puede llegar a ocurrir en uno de esos días que juzgamos como de “mala suerte”. Se le llama de esa manera para poder adjudicarle la culpa de nuestros males a un factor externo, en este caso a la suerte.

Si analizamos bien, la causa de tener un “mal día” tendríamos que ir al inicio ¿Qué pensamientos y emociones se estuvieron cultivando en días anteriores para que se produjeran esa serie de acontecimientos? O ¿Cuál fue la actitud con la que recibió ese día en particular? No podemos quejarnos si hemos estado alineándonos y predisponiéndonos a acontecimientos de ese tipo. Ten presente que:

La actitud con la que le damos la bienvenida a un día es muy importante, porque determina en gran medida su transcurso.

Una de las leyes universales dice: Como es arriba, es abajo, como es adentro, es afuera. Teniendo en cuenta esto, todo lo que vemos es un reflejo de nosotros mismos, es una proyección de nuestro mundo interior a través de la vida.

Todo está organizado y milimétricamente puesto para que se proyecte ante nosotros lo que requerimos aprender, superar y sanar.

Si queremos que el reflejo del espejo de la vida, sea algo que nos guste, necesitamos dirigir nuestra atención hacia dentro, hacia los elementos internos que están creando esa realidad.

“Depende de ti cambiar la imagen proyectada, porque eres tu quien la crea”.

Si te gusto este post compártelo, quizás pueda ser de utilidad para alguien más.
Luz, Paz y Amor.

Tatiana C.

Life & Leadership Coach

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies